Productos químicos para el tratamiento de aguas residuales

Aguas residuales

El agua participa en la industria de muy diversas formas siendo en la mayoría de los casos imprescindible en el sistema de producción. En los diferentes sectores industriales se dan muchos procesos por vía húmeda, lo que implica consumos elevados de dicho elemento.

Parte del agua que se extrae de suministros propios (pozos) o bien de la red de agua potable, se evapora durante el proceso y se pierde, otro porcentaje está en el producto fabricado, pero un porcentaje muy importante se genera en forma de aguas residuales.

Se deben considerar por otro lado las aguas de sistemas semicerrados que suponen caudales considerables. En este punto se incluirían los circuitos de refrigeración de equipos y procesos.

Aguas residuales industriales

 

Clasificación de las aguas residuales industriales por subsectores

Las aguas resultantes de todos los procesos se pueden resumir en los siguientes tipos:
  1. Aguas residuales industriales, como resultado de las distintas etapas de fabricación.
  2. Aguas residuales sanitarias asimilables a urbanas que son la consecuencia de la población de trabajadores que participa en los procesos.
  3. Aguas de circuitos de refrigeración que son las responsables del intercambio de calor entre un equipo (prensas, motores, cogeneración, ..) y el refrigerante (agua).
  4. Aguas de procesos.
Las características de cada uno de estos tipos de aguas son muy diferentes entre sí, dando lugar a problemas muy diversos y específicos.

Sistemas de producción, puntos en los que se originan las aguas residuales

 

Aguas residuales industriales y de proceso

Proceden de la limpieza de líneas de producción, envases y depósitos, así como de la limpieza de las diferentes maquinarias empleadas en el proceso industrial (bombos de molturación, tanques de agitación, reactores, etc...).

Las principales caracteristicas y problemas más importantes que aparecen el las aguas de este tipo son:
  • Presencia de metales pesados procedentes de las materias primas empleadas en el proceso industrial, que forman cationes solubles o complejos metálicos. Un importante contaminante es el boro, que es un elemento habitual en la composición de fritas y esmaltes, detergentes, etc… y que en disolución se presenta como borato, anión muy soluble, que resulta imposible de eliminar con los tratamientos convencionales. De modo que si se encuentra en el agua de vertido permanece en los acuíferos contaminándolos.
  • Materia orgánica en suspensión y disuelta que es la responsable de la aparición de malos olores, espumas y biomasa. Dicha materia orgánica procede de la limpieza de contenedores, tanques de agitación, reactores,etc… Es la responsable del aumento de la Demanda Química de Oxígeno (DQO). La descomposición de dicha materia orgánica produce malos olores y fouling o biomasa que en el interior de las tuberías da lugar a la proliferación de flora bacteriana.
  • Generación de un importante volumen de fangos como consecuencia del proceso de depuración, que deben transportarse hasta el punto de gestión.
Este tipo de aguas residuales industriales se depuran mediante un procedimiento físico-químico por decantación o por flotación.

Aguas residuales sanitarias

Se originan como consecuencia de la presencia de trabajadores en las plantas. Provienen de los aseos, duchas, lavabos y comedores. Se trata de aguas asimilables a urbanas. Contienen elevadas concentraciones de materia orgánica y de compuestos nitrogenados.
Su proceso de depuración no tiene nada que ver con el de las aguas industriales y se debe someter a un tratamiento biológico, para acondicionarlas y poder realizar un vertido en condiciones controladas.

Aguas de circuitos de refrigeración

Estas suponen un apartado especial dentro de la industria, ya que no se trata de aguas residuales, aunque en ocasiones presentan volúmenes y caudales de agua muy importantes.

La utilización del agua como fluido refrigerante es una práctica ampliamente extendida, ya sea en sistemas de un solo paso o en sistemas semicerrados y cerrados. El agua se considera el disolvente universal, ya que la misma solubiliza tanto una roca como el propio acero, a su vez los componentes salinos presentes en el agua pueden producir modificaciones muy importantes en el comportamiento de la misma.

Aguas de proceso

Son las aguas que se reutilizan dentro del proceso industrial. Su función principal es la de refrigerar un proceso (como por ejemplo muelas de pulido o sierras de corte). Al igual que las aguas de circuito de refrigeración, no se consideran aguas residuales.

Las principales características son:
  • Elevada salinidad provocada por el continuo aporte de sales procedentes de los diferentes procesos.
  • Los elevados valores de conductividad hacen que aparezcan problemas de corrosiones e incrustaciones sobre las máquinas y tuberías, reduciendo considerablemente la vida media de las mismas.
En este tipo de agua resulta imprescindible establecer un régimen de purgas adecuado dentro del circuito, para mantener el contenido salino dentro de unos valores adecuados.

Es por ello que la utilización de este líquido refrigerante está siempre acompañado de medidas correctoras sobre la calidad de la misma o sobre los efectos que su uso produce sobre las superficies en contacto.

El agua frecuentemente es la causa de problemas de corrosión y/o incrustación en los sistemas de agua de proceso, estos problemas están normalmente asociados a la aparición de fouling y biofouling, o lo que un correcto tratamiento del agua debe contemplar todos estos aspectos, para eliminarlos o reducirlos a fin de obtener la máxima eficacia del sistema.

En cualquier caso los tratamientos propuestos siempre deben acompañarse de un eficaz régimen de purgas que mantenga los valores de salinidad dentro de unos márgenes adecuados.

Tratamientos de aguas residuales industriales

 

Sistemas de tratamiento de aguas residuales

Los sistemas de tratamiento de aguas residuales se pueden clasificar según la clasificación tradicional en:
  • Tratamientos físico-químicos o primarios: Desbaste, coagulación, floculación, sedimentación, flotación, etc,..
  • Tratamientos biológicos o secundarios: Lecho biológico fijo (filtros percolaladores, discos biológicos rotatorios,..) y lecho biológico móvil (fangos activados convencionales, SBRs, bioreactores a membrana...).
  • Tratamientos terciarios: Intercambio Iónico, tratamientos de membranas (ósmosis inversa, microfiltración,..), oxidación química, tratamientos de luz ultravioleta, tratamientos de ozonización, filtración con lecho, etc,...

Procesos químicos en el tratamiento de aguas residuales

La decantación consigue la separación eficaz de los contaminantes de las aguas residuales. La decantación se realiza en las instalaciones de depuración mediante la aplicación de los reactivos químicos y una posterior decantación por gravedad o por flotación. Así se obtiene el agua purificada para usos posteriores o vertido. La fabricación de estos productos químicos cumple con la legislación vigente.

El proceso general para el tratamiento químico de un agua residual consiste en:
  • Ajuste de pH
  • Coagulación
  • Floculación
A continuación vamos a ver cada uno de los proceso por separado.

Productos químicos para ajuste de pH

El ajuste de pH es un punto muy importante en el tratamiento físico-químico. El valor del pH ha de encontrarse en determinados valores para que el proceso sea óptimo, ya que:
  • Favorece la acción del coagulante-floculante.
  • Permite la precipitación de metales disueltos como hidróxidos.
El valor óptimo, y dependiendo del coagulante utilizado, debe encontrarse entre 6 y 8. Existe una relación directa entre los valores de pH frente a la solubilidad de los hidróxidos metálicos. De modo que el pH de trabajo debe seleccionarse en función de la presencia de dichos metales. De formas generales, para valores de pH entre 7,5 a 8,5 se produce dicha eliminación por precipitación del agua. Si se supera el valor máximo de 8,5 puede producirse la redisolución de los elementos precipitados.

Como reactivo para el ajuste de pH del agua se utiliza generalmente hidróxido sódico al 50 %, aunque también es posible la utilización de hidróxido sódico a otras concentraciones (25, 35 %) o incluso otros hidróxidos, como el hidróxido de calcio, etc... La dosificación viene controlada por una sonda de pH conectada a una bomba de dosificación.

El pH-metro tiene un pH de referencia, a partir del cual, activa la bomba de pH para que dosifique el producto y el pH suba. Una vez alcanzado el valor del pH predeterminado se detendrá la dosificación. Este proceso además viene acompañado de un sistema de homogenización. Es conveniente que el caudal de dicha bomba dosificadora sea medio o bajo para evitar grandes fluctuaciones en el valor del pH.

Uno de los principales inconvenientes del uso de hidróxido sódico al 50 % como producto para aumentar el pH es que forma cristales en días fríos.
  • Los cristales de sosa impiden una dosificación adecuada.
  • Las bombas dejan de funcionar y se rompen los tubos de aspiración e impulsión.
  • La congelación de la sosa al 50 % se produce por debajo de 8 ºC.
Para evitar estos problemas SERVYECO ha dispone de una gama de hidróxido sódico a diferentes concentraciones para que se rebaje el punto de congelación. Además es posible rodear los depósitos con resistencias eléctricas que eleven la temperatura. Una vez sube la temperatura, la sosa no pierde sus propiedades.

Productos coagulantes

Los coagulantes han evolucionado a lo largo de las épocas. Como coagulantes de usan:
  • Sales inorgánicas minerales de los cationes polivalentes. Los más efectivos son los trivalentes, sobre todo el Fe(III) y el Al(III).
  • Coagulantes sintéticos de nueva generación, Polidacmacs, poliaminas, etc...
  • Combinación de sales inorgánicas con coagulantes sintéticos.
Las partículas finas o coloides en aguas naturales se encuentran generalmente cargadas negativamente y en las aguas residuales sucede frecuentemente lo mismo. Este es el motivo por el que se utilizan sales trivalentes de hierro o aluminio, ya que confieren cargas eléctricas al agua y rompen el equilibrio electrostático.

Sin embargo estos coagulantes debido a la hidrólisis que sufren en el agua modifican las características físico-químicas de la misma, ya que se trata de sustancias muy ácidas, que por lo tanto modifican el pH e incorporan sales incrementando la conductividad. Por eso la corrección de pH se realiza en el mismo depósito de reacción que el proceso de coagulación, estableciéndose de esta manera las correcciones necesarias.

Coagulantes sintéticos

Los coagulantes Sintéticos se basan en la incorporación de componentes orgánicos a su formulación, presentando numerosas ventajas y ningún inconveniente.

  • Gran efectividad en su dosificación, debido a formar especies poliméricas estables, no se hidroliza y de alta densidad catiónico pudiendo trabajar con rangos de pH mas amplios que con un coagulante inorgánico clásico no afectándole ni la alcalinidad ni la Temperatura.
  • Alta velocidad de coagulación. INSTANTANEA, por lo que no es preciso una predilucion.
  • Menor volumen de fangos producidos, debido a que se reduce la dosificación enormemente, quedando el fango mas comprimido y compacto.
  • Mayor tamaño de microflóculo producido que a veces es suficiente para decantar en función de las variables de la instalación, caudal a tratar y naturaleza de los sólidos a decantar.
Los coagulantes sintéticos de la serie SINTEC son productos que se han desarrollado como floculantes primarias para el tratamiento de aguas Residuales , son productos exentos de Sulfatos, y diseñados fundamentalmente para procesos de separación físico químico por decantación en las industrias que se detallan en la siguiente tabla. Son productos que se utilizan en aguas con altos contenidos en sólidos y elevadas turbideces.

Los coagulantes sintéticos de la serie ECOMIX son productos que se han desarrollado como floculantes primarias para el tratamiento de aguas residuales , son productos exentos de cloruros, y diseñados para procesos de separación físico químico por decantación o flotación en las industrias que se detallan en la siguiente tabla.

Los coagulantes sinteticos de la serie ECOTEC son productos que se han desarrollado exclusivamente para aplicaciones concretas.

Coagulantes naturales de origen vegetal

Los coagulantes naturales de origen vegetal están formulados en base a productos naturales orgánicos. Debido a su formulación exenta de sales, presentando numerosas ventajas y ningún inconveniente.

Los coagulantes naturales de la serie ECOTAN BIO son productos que se han desarrollado como coagulantes primarios para el tratamiento de aguas Residuales. Para más información, visitar: Coagulantes naturales de origen vegetal

Coagulantes específicos para la eliminación del flúor

El flúor no existe en la naturaleza en su forma elemental porque su estado, la molécula diatómica presenta una elevada reactividad y se encuentra casi siempre en su forma combinada. Debido a que el flúor es el elemento más electronegativo, es muy reactivo y forma compuestos con prácticamente todos los demás elementos, llegando a formar incluso compuestos con los gases nobles, como el xenón y radón. En la corteza terrestre se encuantra en una concentración entre 0,06 y 0,07 % en peso, siendo el decimotercer elemento en la escala de abundancia.

Los compuestos inorgánicos que contienen flúor son numerosísimos. Sin embargo, industrial sólo tres familias de productos representan posibles materias primas explotables económicamente a escala industrial: criolita natural (fluoruro de aluminio y sodio), fluorita o espato flúor (Fluoruro de calcio) y fluorapatita (fluroro fosfato de calcio). La elevada presencia de compuestos fluorados en muchos minerales y en sus lixiviados origina que las aguas naturales 0,2 mg/L de iones fluoruro, a excepción del agua de lluvia. Cabe destacar que el agua del mar tiene concentración entre 1 y 1,4 mg/L.

Las principales industrias generadoras de fluoruros en sus efluentes son aquellas que lo utilizan en sus procesos, por citar algunos ejemplos industrias de química fina, productos para aires acondicionados, procesado de metales, refinerias de petróleo, gasificadores de carbono en centrales térmicas de ciclo combinado, electrónica de semiconductores, productos para anestesia, como propelentes, fabricas de baterías de alto rendimiento (baterías de ión litio),fabricación de esmaltes, fritas cerámicas y vidrios, entre otras.

Su extrema reactividad, antes mencionada, hace que la depuración de estos iónes fluoruro en los efluentes sea sumamente complicada. Una de las principales técnicas para la depuración en efluentes gaseosos es hacerlos reaccionar con compuestos de calcio, generalmente hidroxido, obteniéndose fluoruro de calcio que se recoge en mangas filtrantes. Esta técnica es similar a la utilizada para la depuración de efluentes líquidos que contienen fluoruros. Sin embargo, plantea una serie de inconvenientes, como el bajo rendimiento en eliminación total de los fluoruros y la generación de unos lodos voluminosos y muy esponjosos, muy difíciles de compactar.

Para solucionar este inconveniente, SERVYECO ha desarrollado un nuevo producto totalmente innovador, el ECOFLUOR, capaz de eliminar los fluoruros presentes en las aguas residuales, alcanzando niveles de eficiencia superiores al 95%. Además, presenta la ventaja de producir unos lodos muy compactos, tratables mediante decantación y posterior filtración, consiguiendo así reducir considerablemente su volumen.

Los coagulantes sintéticos de la serie ECOFLUOR son productos totalmente innovadores, siendo capaces de eliminar los fluoruros presentes en los efluentes líquidos industriales, alcanzando niveles de eficiencia superiores al 95%. Presenta además la ventaja de producir unos lodos muy compactos, Pudiendolos tratar mediante decantación y posterior filtración, consiguiendo así reducir considerablemente su volumen.

Proceso de coagulación

La coagulación es un proceso de desestabilización de las cargas eléctricas de las suspensiones de coloides o suspensiones coloidales. Los coloides se mantienen en suspensión produciendo turbidez en el agua, debido a la repulsión electrostática que se produce entre partículas del mismo signo, ya que alrededor de cada una de ellas se genera una alternancia de cargas eléctricas que generan el potencial ZETA.

La coagulación se compone de dos fases:
  • FASE PRIMERA: Desestabilización. Las partículas cargadas superficialmente por desionizacion de grupos y absorción de iones de pequeña masa molecular, contrarrestados por contraiones introducidos por el coagulante. Existen dos capas: Estrato superficial y estrato difuso. El potencial ZETA es la diferencia entre el potencial eléctrico de la capa de iones y la del liquido.
  • FASE SEGUNDA: Adsorción. Las partículas desestabilizadas se absorben sobre los iones introducidos por el coagulante, produciéndose los microflóculos.
Es necesario romper el potencial zeta o la repulsión electrostática. Para romper el potencial ZETA, se agrega un reactivo, que por medio de mecanismos de agregación o de adsorción, anula las fuerzas repulsivas. Al anular las fuerzas repulsivas permite la agregación de las partículas en otras de mayor tamaño y es este aumento de tamaño lo que favorece su precipitación. Este es el modo de funcionamiento de un coagulante.

Productos floculantes

Los productos utilizados son macromoléculas de cadena larga que pueden poseer cargas eléctricas o grupo ionizables. Según la carga eléctrica del grupo activo se clasifican en:
  • Polielectrolitos no iónicos, sobre todo poliacrilamidas. También son conocidos como floculantes no iónicos
  • Polielectrolitos aniónicos, de elevados pesos moleculares, y que presentan grupos que permiten la adsorción y grupos ionizados negativamente que provocan la extensión del polímero. Los más habituales son poliacrilamidas parcialmente hidrolizadas por la sosa. También son conocidos como floculantes aniónicos.
  • Polielectrolitos catiónicos, con grupos cargados positivamente. También conocidos como floculantes catiónicos
La manera de presentarlos es en estado líquido (emulsiones) o sólido.

Previa a la aplicación de dichos productos realizar su preparación mediante dilución con agua en agitación. Las disoluciones suelen prepararse en concentraciones de 1 a 3 g/l en el caso de los productos sólidos y de 2 a 6 g/l para los floculantes líquidos o en emulsión.

Floculantes aniónicos

Los floculantes aniónicos sólidos de la gama ECOPOL son productos desarrollados para la eliminación de materia en suspensión en sectores industriales tales como químico, textil, áridos pinturas curticion, cerámica, etc... Estos productos están especialmente indicados para la clarificación de aguas donde el proceso de separación se realice por decantación. Se disponen productos de distintas cargas iónicas y distintos pesos moleculares en función de las características del agua a depurar.

Los floculantes aniónicos líquidos de la gama ECOFUX son productos en emulsión desarrollados para la eliminación de materia en suspensión en sectores industriales tales como químico, textil, áridos pinturas curticion, cerámica, Estos productos están specialmente indicados para la clarificación de aguas donde el proceso de separación se realice por decantación. Se disponen productos de distintas cargas iónicas y distintos pesos moleculares en función de las características del agua a depurar.

Floculantes catiónicos

Los floculantes catiónicos sólidos de la gama ECOPOL son productos en desarrollados para la deshidratación de fangos . Para centrifugas los floculantes de peso molecular muy alta proporcionan un alto rendimiento de desgote. Para Filtros prensa los floculantes de peso molecular bajo evitan la colmatación de las telas formando un floc de menor tamaño pero igualmente resistente, facilitando el prensado del lodo.

Los floculantes catiónicos de peso molecular alto están indicados para tratamiento donde la separación debe realizarse por flotación, ya sea por cavitación o por difusión.

Los floculantes catiónicos líquidos reticulados de la gama ECOFUX son productos en desarrollados para la deshidratación de fangos exclusivamente en centrifugas .Su reticulación permite formar un floc muy resistente capaz de aguantar centrifugas de alta velociadad.

Proceso de floculación

La floculación es la etapa que se da a continuación de la coagulación y se produce por la adsorción de los polímeros sobre la superficie de las partículas de modo que le confieren mayor tamaño y peso y favorece su decantación. La floculación tiene relación con los fenómenos de transporte dentro del medio para que las partículas hagan contacto. El producto floculante propicia la formación de puentes químicos entre dos o mas partículas coaguladas, de modo que se forma una estructura tridimensional aleatoria, esponjosa y porosa. Dicha estructura, mediante el crecimiento de partículas coaguladas, terminará por formar un flóculo lo suficientemente grande y pesado (o ligero) como para lograr que sedimente (o flote).
Proceso de floculación de un agua residual

Secuencia de aditivación de los reactivos químicos

La aplicación de los productos antes descritos, puede realizarse en tubería, inyectados directamente en el tubo de aspiración de la bomba de alimentación de la depuradora, en el orden descrito anteriormente.

En este caso debe incorporarse al principio de la tubería la sosa y el coagulante y más adelante y separado del punto anterior, el floculante.

Sin embargo es más eficaz la adición en unos tanques de homogenización adecuados. En el primero de ellos, que será de tamaño ligeramente inferior al segundo, se añade el neutralizante de pH, y el coagulante, en este punto se encuentra el pH-metro que controla la dosificación del producto seleccionado para ajustar el pH. En dicho tanque además se encuentra un agitador que consigue una correcta homogenización de los productos y el agua. Se precisa de una agitación rápida (superior a 100 rpm) durante un corto periodo de tiempo (segundos).

En un segundo depósito se incorpora el floculante, en este caso se da una menor agitación para evitar la rotura de los floculos (inferior a 100 rpm) y un mayor tiempo de residencia (minutos) que se consigue con una mayor dimensión del tanque.

Desde este depósito de floculación el agua pasa al decantador. En esta estructura se debe producir de una forma eficaz la separación sólido-líquido, decantando el sólido por gravedad dando lugar al fango, y el agua desprovista de contaminantes pasa por superficie a un depósito o balsa en la que se almacena.

Otros productos empleados en estaciones depuradoras de aguas residuales

Antiespumantes

Durante la depuración, la aparición de espuma es un efecto secundario indeseado que provoca el aumento del tiempo de producción, dificultando el proceso de depuración.

La espuma se forma al quedar atrapadas burbujas de aire producidas durante las diversas fases de la depuración y la agitación. La interfase aire-líquido de estas burbujas está rodeada por los agentes tensoactivos presentes en el agua que debido a su baja densidad emigran a la superficie. Durante este proceso, las burbujas pequeñas se pueden combinar para formar otras más grandes que suben más rápidamente.

Para eliminar la espuma se deben evitar los efectos estabilizadores haciendo uso de un antiespumante que debe tener al menos una de las siguientes propiedades:
  • ser capaz de destruir la espuma para eliminar la ya existente
  • ser capaz de prevenir la espuma para impedir su formación
  • ser capaz de liberar el aire para facilitar que la espuma llegue a la superficie
La acción de los antiespumantes ocurre principalmente en la lamela estabilizada. Por lo tanto los antiespumantes deben poseer la movilidad suficiente que le permita penetrar en la lamela y desplazar el agente tensoactivo presente en su interfase. El agente antiespumante debe tener una tensión superficial inferior a la del agente tensoactivo.

Los antiespumantes pueden ser substancias químicas con una tensión superficial baja como la silicona y los aceites minerales, los ácidos grasos y los compuestos fluorocarbonados. El tipo de antiespumante a usar depende de la naturaleza del sistema.

Los antiespumantes siliconicos de la serie ADIFOAM son de fácil manejo. Son antiespumantes formulados a base de tensoactivos sintéticos de última generación presentados en forma emulsionada y exento de aceites minerales, lo que lo hace especialmente eficaz en un amplio rango de pH, salinidad y a temperaturas de hasta 90 ºC.

Los antiespumantes mezcla de hidrocarburos alifaticos de la serie ADIFOAM y tensoactivos no ionicos que evita la formación de las espumas.

Algicidas y bacteriostáticos

Debido a las esporas de algas transportadas por el aire pueden formarse en las depuradoras o balsas de acumulación de aguas capas de algas peligrosas y resbaladizas. Las algas no solo son estéticamente desagradables, sino que también perjudican la instalacion. Con el tiempo, las algas forman una capa viscosa, que solamente puede ser penetrada con dificultad por antídotos con una elevada dosificación.

Los algicidas en base de amonios cuaternarios actúan contra todos los tipos de algas que pueden aparecer en la aguas. Mediante el elevado contenido de sustancias activas son eficaces incluso en pequeñas cantidades. Para vivir, las algas necesitan luz, sustancias nutrientes (por ejemplo, fosfatos) y calor. Todo esto existe abundantemente en las balsas de aguas depuradas. Con la adición regular y puntual de un algicida puede impedirse el crecimiento futuro de las algas.

Un producto de prevención algicida ataca los procesos metabólicos de las algas unicelulares e impide la división celular. Sin embargo, la profilaxis de las algas solamente funciona cuando hay en el agua suficiente sustancia activa. Dado que los nuevos algicidas se depositan también en otras partículas orgánicas, lo que produce entonces el llamado "efecto clarificante", el contenido de algicida se reduce continuamente. Por este motivo, para una protección segura contra el crecimiento de las algas, es necesario añadir periódicamente la cantidad recomendada.

Si ya se han formado algas, en la mayoría de los casos no es suficiente añadir un algicida. En este caso debe trabajarse con un biocida.

Los algicidas de la serie BACTEROL han sido formulados para eliminar las algas que se forman en las aguas depuradas estancadas, y se pueden aplicar en continuo o en dosis de Choque.

Los productos bacteriostáticos de la serie ECOBAC productos que inhiben la proliferación de las bacterias. Su principio activo es una mezcla de terpenos.

Inhibidores de olores y decolorantes

Una EDAR debido a la materia prima que trata, aguas residuales y los residuos que se derivan se ha de convivir con los olores que se desprenden a lo largo del tratamiento. En primer lugar habría que distinguir entre los olores externos a la EDAR y los que se generan en el propio tratamiento. En general quitando caso de vertidos de sustancias con elevado potencial oloroso, los olores se generan a partir de la degradación de materia orgánica en ausencia de oxigeno. Los principales productos implicados son ácido sulfhídrico y derivados de azufre, amoniaco, aminas y VOC.

Los Productos de la serie ECOSULF y MIRODOR han sido diseñados para eliminar y enmascarar los olores sobre todo derivados del sulfhidrico.

Los productos de la serie ECOLOR han sifo diseñados para eliminar la presencia importante de color cuando es necesario eliminar el mismo para vertido. No dependen del pH ni lo alteran.
 




Servyeco Iberia, S.L.Servyeco Iberia, S.L.